Design Thinking como estrategia de innovación

Design Thinking como estrategia de innovación

El éxito de una empresa suele ir acompañado de un buen diseño. Por mucho tiempo se creyó que bastaba con tener un esquema fijo que se adecuara al tamaño y las características generales de la compañía, actualmente esto ha sido desmitificado. Diseñar, es más que algo visual y tangible, se trata de implementar estrategias que lleven a los negocios a alcanzar su crecimiento exponencial.

El Pensamiento de Diseño o Design Thinking, consiste en analizar las necesidades y crear soluciones, pensar de la misma forma en la que un diseñador lo haría.

Tim Brown, fundador de la importante consultora IDEO, fue quien conceptualizó el término en un artículo publicado por Harvard Business Review, en el año 2008. En palabras del propio Brown, el Design Thinking se trata de una metodología que usa la sensibilidad y procedimientos de los diseñadores, para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios, puede convertir en valor para el cliente y en una oportunidad para el mercado.

Las bases de esta metodología radican en crear un vínculo con las personas que utilizarán el producto o servicio, los usuarios finales. En el mundo de los negocios, estas personas serían los clientes, empleados o cualquiera relacionado según sea el caso.

El Design Thinking ha desplazado procesos como el análisis de mercado para investigar lo que el consumidor desea. No se trata de adivinar lo que las personas quieren, sino averiguar por ti mismo sus necesidades, ponerte en sus zapatos, generar empatía.

Compañías como Apple, 3M y Procter & Gamble, fueron las primeras en adoptar esta cultura innovadora y su éxito ha sido remarcable. Startups como Android, Airbnb y Vimeo son ejemplos de que este tipo de disciplina hace la diferencia, pues deben su éxito a que sus fundadores son diseñadores.  

Hoy el diseño se impone como la ruta hacia la innovación, primordial fuente de distinción, mejora de procesos y como ventaja competitiva en el mundo de los negocios. La diferencia entre una compañía exitosa y una que fracase, puede estar en un sólo concepto, Design Thinking.

1Comment

Post A Comment