Creatividad 101

Creatividad 101

¿Cuántas veces hemos escuchado la gran mentira sobre hemisferio izquierdo y hemisferio derecho? La realidad mucho más compleja es que los humanos somos seres creativos por naturaleza. La inspiración divina, las musas y las hadas poco tienen que ver con el proceso creativo.

El tema de la creatividad cobra cada vez más relevancia en el mundo actual debido a las aplicaciones en ámbitos de innovación y solución de problemas a nivel global. En 2015 el World Economic Forum nombra la creatividad como la tercera habilidad necesaria en 2020 para obtener y mantener un empleo. Si te consideras poco creativo no te preocupes, el 70% de esta habilidad, es adquirida y se puede desarrollar a lo largo de la vida.

De inicio, debemos aclarar que es un proceso, tanto a nivel neuronal, como a nivel práctico. Para lograr poner en marcha nuestra creatividad es necesario que el córtex prefrontal y partes posteriores del lóbulo parietal trabajen para lograr un estado de atención. Éste es el primer proceso que debe estar activo. Si añadimos imaginación, proceso también innato en los seres humanos y además agregamos estímulos externos, nuestro cerebro está preparado para ser creativo.

Una vez que aclaramos que todos tienen la capacidad de ser creativos, podemos hablar sobre algunas herramientas para ejercitar y practicar la creatividad. El proceso de creatividad se alimenta de referencias existentes para ejercer relaciones nuevas. Por esta razón, a mayor cantidad de estímulos como preparación, podemos lograr un mayor número de conexiones. No debes ser un experto en arte o un músico prominente, busca estímulos de tú interés en lugares que frecuentes y temas que te interesen. Encuentra revistas, blogs, museos, libros, exposiciones o eventos que puedas frecuentar para aprender cosas nuevas y almacenarlas para cuando las necesites.

El almacenarlas no quiere decir que las olvides, sino que se están incubando. Relájate y deja que tu cerebro absorba todo el material nuevo, dale tiempo para generar conexiones en donde no las había. En el momento que menos lo esperes, empezaran a fluir ideas, la iluminación y la inspiración que tanto esperabas ha llegado. Toma nota, no dejes que ninguna idea se te escape, genera tantas ideas como puedas, las posibilidades no tienen límite en esta etapa. Es en la verificación cuando podrás evaluar a mayor detalle tus ideas y trabajar en un plan de acción para llevarlas a cabo.

Éste es un proceso orgánico que entre más practiques y hagas consciente, más fácil será para ti llevar a cabo. Ahora sabes que puedes ser creativo y  tus pasatiempos pueden tener una relación directa con tu desarrollo de habilidades y crecimiento profesional.

No Comments

Post A Comment